Translate

miércoles, 14 de noviembre de 2012

CONCEPTOS BÁSICOS DE PERMACULTURA

Si utilizamos una definición general, procedente de wikipedia, la permacultura constituye un sistema proyectado sostenible que integra armónicamente la vivienda y el paisaje, ahorrando materiales y produciendo menos desechos, a la vez que se conservan los recursos naturales ; es el diseño de hábitats humanos sostenibles y sistemas agriculturales, que imita las relaciones encontradas en los patrones de la naturaleza.

La palabra permacultura (en inglés permaculture) es una contracción de agricultura permanente, como así también de cultura permanente.



Así, pues, una abstracción del término nos aproxima a un concepto asociado directamente con los patrones o LEYES NATURALES. Ahora bien ¿cuales son esas leyes? ¿conocemos todas y cada una de ellas?. La respuesta es, obviamente, NO. Por tanto nuestra visión de la permacultura, en la práctica, sólo puede considerarse como una aproximación al principio en dos niveles de escala superpuestos. En primer lugar el nivel que los conocimientos científicos vigentes permiten en cuanto al funcionamiento y expresión de las citadas LEYES NATURALES y, por otra parte, el número y el grado de aplicación de las mismas. Como conclusión, podemos afirmar que.

1.- No existe la permacultura como concepto absoluto sino que existen grados.
2.- La permacultura de hoy puede no ser exactamente igual a la permacultura de mañana.
3.- Pueden existir criterios dispares en cuanto a la forma de alcanzar un objetivo y no todos serán igual de válidos.

El término permacultura engloba, por una parte, el propio concepto y, por otra, al movimiento cultural o ideológico vinculado con el mismo

Hecha esta necesaria precisión, vamos a exponer la visión clásica la permacultura.

Aspecto ÉTICO.
  • Preservación de la vida e integridad de nuestro planeta, la Tierra.
  • Conservación y cuidado de todos los seres vivos, incluidos los humanos (y yo añadiría:  en relación subordinada al principio anterior).
  • Establecer límites a la intervención sobre los recursos naturales y facilitar el reparto equlibrado de los mismos (y yo añadiría:  en relación subordinada a los dos principios anteriores).
 Por tanto, establececíamos el siguiente orden de prioridades.

TIERRA - HUMANIDAD  - RECURSOS

Lo cual, también es lógico, por ser la misma secuencia que utilizaría (o utiliza) la Tierra pues, en su instinto de supervivencia como ser vivo, es harto improbable que la humanidad sea para ella una prioridad en caso de tener que elegir. Esta es la razón de que, en aplicación de tan evidente LEY NATURAL, tantas civilizaciones hayan sucumbido anteriormente a la nuestra. En relación a lo anterior, a pesar de no ser el tipo de información que aparece en las enciclopedias (por alguna razón), existe constancia de la existencia de civilizaciones en el planeta, al menos desde hace 400.000 años y (esto sí que aparece como dato enciclopédico) nuestra civilización no alcanza mucho más de 10.000. Es decir, alguien anduvo pisoteando las LEYES NATURALES antes que nosostros y el orden de prioridades que acabo de enunciar, fué aplicado rigurosamente.

Aspecto ECOLÓGICO.

Aquí, nos apoyamos en una serie de principios que se van desarrollando y evolucionando en función del conocimiento que se va alcanzando acerca del número y la definición de las LEYES NATURALES y la forma de trasladarlas a nuestras actuaciones. Todo lo que podemos adelantar sobre estos principios es que se integran dentro de un concepto SISTÉMICO por cuanto consideran el aspecto global y las relaciones de cada componente del sistema con otros y la  interferencia de cada sistema con los demás. Más adelante iremos desgranando estos aspectos.

Aspecto OPERATIVO.

Corresponden a este aspecto el conjunto de estrategias y criterios aplicados al diseño permacultural, cuyo proceso tiene como objetivo una integración óptima de las necesidades ecológicas, económicas y sociales del sistema A la hora de establecer estas estrategias se establece como modelo u objetivo el sistema de autoregulación que observamos en la propia naturaleza.

El sistema en su conjunto define, en este enfoque clásico, siete líneas de acción que actúan coordinadamente.

A estas siete líneas, yo añadiría una octava que, actuaría como soporte de las anteriores en un nivel más elevado. Podríamos decir que, mientras estas siete líneas corresponden a aspectos vinculados a la tercera dimensión, el ASPECTO ENERGÉTICO, correspondería a un enfoque desde la cuarta dimensión. Por tanto, no se trataría de una línea de actuación adicional sino de un nivel o plano superior desde el que enfocar las líneas anteriores. Haciendo un símil, se trataría de tocar estas mismas siete notas en una octava superior. Esta es mi particular visión del sistema permacultural.

En el gráfico anterior, podríamos asociar el aspecto energético de cuarta dimensión con la espiral roja que une los siete pétalos de la flor de la permacultura.

Aunque más adelante se tratará con la extensión adecuada este concepto, podemos adelantar que hemos llegado a un punto en el que sabemos con certeza "científica", sin necesidad de ser especulativos, lo que ya sabian nuestros ancestros. Es decir, que todo lo que existe en el universo es energía, que todo está vivo y que todo interactúa entre sí. 

Partiendo de este nivel de comprensión, tal vez, hallaremos las META-HERRAMIENTAS  con que desarrollar los principios de la premacultura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada