Translate

miércoles, 21 de noviembre de 2012

ORIGEN DE LA ARQUITECTURA SAGRADA

Desde que la civilización existe, el hombre ha intentado codificar de algún modo el mundo que le rodea. La capacidad de abstracción es una cualidad exclusiva de la mente humana y, de este modo, en nuestra evolución se manifiesta dicha intención de forma temprana mediante el dibujo esquemático de figuras. Este ser humano es inicialmente consciente y sensible del mundo que le rodea, se encuentra profundamente enraizado en la Tierra y es capaz de percibir la realidad presente con todos sus sentidos, incluido las energías de la tierra y el cosmos así como las emitidas por los seres vivos e, incluso, es capaz de reconocer la vibración excepcional de determinados lugares. 
El hombre, en esta etapa inicial, también se hace consciente de forma empírica del poder de proyección del pensamiento, que se manifiesta en la realidad física a través del desarrollo de determinados rituales. Este conocimiento antiguo hace menos de 100 años que el hombre "moderno" ha redescubierto a través de la física cuántica, pero volvamos al inicio. En estas condiciones, el hombre primitivo se apercibe de que la ejecución de sus rituales en determinados lugares, donde se "siente" una energía más intensa, ésta va acompasada de una elevación de su estado de conciencia y de una estadística más favorable a los objetivos del ritual, motivo por el cual, comienza a considerar esos espacios naturales como lugares sagrados. Cuando la construcción efímera, con materiales orgánicos y barro da paso a la utilización de la piedra, nuestro ancestro toma conciencia del efecto que produce determinada disposición de las piedras ancladas al terreno, las cuales son capaces de producir alteraciones sensibles en los campos de energía, ya de por sí intensos, de estos lugares. En algún punto, este conocimiento se comienza a desarrollar en secreto, en el ámbito de una figura especializada dentro del grupo, deja de ser conocimiento popular para convertirse en conocimiento oculto y se empieza a transmitir de forma oral únicamente a aquellos iniciados que son elegidos para adquirirlo.


Este brevísimo resumen nos lleva al desarrollo de la arquitectura sagrada que se conoce desde el origen de las civilizaciones antiguas, pasando por Egipto, Mesopotamia, Grecia, China, India, etc hasta llegar a Roma, llegando a convertirse en uno de los secretos mejor guardados de la Iglesia Católica y las sociedades masónicas.

El hecho de que este conocimiento haya sido, y aún es, deliberadamente ocultado a los ojos públicos ha privado a la humanidad en general y a los arquitectos e ingenieros (no iniciados) en particular de una herramienta con un potencial extraordinario. Las investigaciones concienzudas de abnegados científicos y aficcionados autodidactas ha generado un cuerpo documental muy importante aunque bastante heterogéneo que nos aproxima a lo que puede ser este conocimiento. Las nuevas tecnologías, los desarrollos científicos y el creciente interés por estos temas hacen que exista ya un fundamento suficiente que permita ensayar y monitorizar por diferentes metodologías las soluciones arquitectónicas de forma sistemática. No obstante, siempre debe tomarse la información recibida con prudencia e ir contrastando los resultados de forma empírica con las herramientas que vamos adquiriendo.

Los factores fundamentales que intervienen en la arquitectura sagrada son.
  1. La estructura bioenergética del lugar.
  2. La Geometría.
  3. Los materiales.
  4. Las condiciones orográficas y ambientales.
  5. Las diferentes frecuencias y niveles energéticos que interactúan.

Una Parte de la enseñanza oculta, tal vez la más oculta de todas, es precisamente el desarrollo de esta capacidad de percepción que habilite el uso de facultades que permiten alterar la realidad física mediante ciertas actuaciones arquitectónicas. Este es uno de los aspectos de la "piedra filosofal" de los alquimistas pues, de nada sirve tener el conocimiento analítico de ciertos mecanismos si no se adquiere la comprensión profunda de su funcionamiento. La mente, por si misma, no puede abarcar la esencia de ciertas verdades sino únicamente su forma y, como suele decirse en PNL "el mapa no es el territorio".

En sucesivos post iremos ofreciendo algunas claves de esta ciencia y la forma de integrarla en nuestro aprendizaje y evolución personal y profesional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada